lunes, 10 de septiembre de 2007

¿Fútbol o Ciencia?: El México que tenemos actualmente

Si bien el fútbol es el deporte con más seguidores a nivel mundial, en nuestro país ocupa un lugar considerable entre millones de mexicanos. ¿A quién no le gusta el soccer? ¿Quién no tiene algún accesorio de su equipo favorito?... y mientras la euforia por el "deporte más bello del mundo" sigue en nuestro país, un fenómeno sin igual se está generando en estos últimos días: Los sabios, los genios y los nerds (términos que han utilizados los mexicanos para señalar a las personas brillantes, estudiosas y con una mente ágil e inteligente), están ocupando los titulares de los periódicos y de los noticieros nacionales.


La ciencia, ha sido minimizada; la gran fuga de cerebros que se da al extranjero ha sido vertiginosa en los últimos años debido a la situación actual del país, al poco apoyo que reciben nuestros científicos por parte del gobierno y sobre todo, a la mínima visión futurista de muchos empresarios. Recientemente, recibí un correo que habla precisamente de esta situatión y que deseo compartir con ustedes. Cabe destacar que no tengo la fuente original, por lo que lo paso íntegro. En verdad, es necesario que hagamos una gran reflexión sobre lo que ocurre y empecemos a cuestionarnos cuáles han sido nuestras prioridades. Quizá, sólo así, nos demos cuenta de que en México, cuando de verdad se quiere, se pueden lograr cosas estupendas:


El 4 de junio del presente año, Carolina Aranda Cruz, de 11 años, estudiante de quinto de primaria, fue invitada a dar un discurso en el World Trade Center ante cientos de pediatras y del secretario de Salud. Su discurso terminó con una frase devastadora:

"Pobre México nuestro, tan cerca del fútbol y tan lejos de la ciencia". Algunos extractos de su discurso son apabullantes. Carolina dice: "¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los científicos? ¿Son mejores personas? ¿Producen mayor riqueza? ¿Nos divierten más? No creo, gracias a los científicos también nos divertimos, ellos inventaron las computadoras, los ipods, los simuladores. Además, salvo algunos casos, los jugadores de fútbol nos hacen ver muy mal mundialmente y nuestros científicos, que nadie apoya, no".

Y en otro segmento de su discurso expone: "Me da pena que nuestro gobierno y nuestros empresarios inviertan tanto en fútbol y seamos tan malos. Me da pena que inviertan tan poco en ciencia y seamos tan buenos. Tenemos la mejor universidad de Hispanoamérica, según la revista Time, y cada vez le damos menos recursos a la UNAM.

¿Por qué no apoyar lo que ya dé resultados? Un país que no invierte en ciencia y educación siempre será un país pobre. ¿Queremos un México pobre?

¡Qué tal! Carolina le dio al clavo, con bases y mucha razón. Ya lo vimos, perdimos en fútbol en la pasada copa América contra Argentina y en el Mundial del Sub-20 contra el mismo país. Ayer me tocó ver una cobertura previa por más de dos horas para un partido amistoso entre el TRI y Panamá. Diríamos, un partido más de preparación en la época de Hugo Sánchez y el alboroto fue por dos jugadores mexicanos que son la sensación: Dos Santos y Vela.




Era tanto el circo para que al final, NO JUGARON TODO EL PARTIDO PORQUE LO SUSPENDIERON POR LLUVIA..¡¡ El dios TLÁLOC HIZO DE LAS SUYAS!! Y todos se quedaron vestidos y alborotados.

Por otro lado, cabe mencionar otra vergüenza. El discurso de Carolina sólo tuvo eco en un medio de comunicación escrito y en uno televisivo. La pobreza noticiosa de los medios de comunicación también se evidenció. Y las cosas no cambian. Hace más o menos seis años, tres jóvenes mexicanos ganaron medallas de plata y bronce en una olimpiada científica en Dinamarca, donde compitieron 52 países. Ningún medio de comunicación vio importancia alguna en mencionarlo en algún segmento. Estaban muy ocupados con señalar las medallas de Ana Guevara, de quien también estamos muy orgullosos. Pero tanta diferencia, ¿se vale?...Yo pienso que no.

Hace unos meses, Televisa llevó a cabo su foro anual llamado Espacio. Creo que cerca de 10 mil universitarios asisten para escuchar a diversos personajes de la vida académica y política. Entre los invitados estuvo el actual director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Juan Carlos Romero Hicks.

La ocasión hubiera sido perfecta para hablar sobre los proyectos que tendría el Conacyt para impulsar las oportunidades en la ciencia para los jóvenes, o de las estrategias para desarrollar la tecnología que requiere el país en los próximos años y que podría abrir abanicos de oportunidad para la juventud. Pero no, habló sobre la moral. Yo no tengo nada en contra de la moral, pero hubiera sido moralmente más correcto para el director del Conacyt explicar, presentar o desarrollar temas sobre los cuales cientos de jóvenes en el país están preocupados y que se relacionarían con su futuro como mexicanos con oportunidades.


En últimos días, la misma televisora ha dado a conocer los logros de jóvenes mexicanos en el ramo de la computación, en geografía y en ciencias. Y claro, tenía que salir en las noticias más destacadas puesto que se lograron primeros lugares a nivel mundial en sus ramos. Pero... ¿acaso nada más vale la pena destacar un primer lugar y no todo el trabajo, el esfuerzo y dedicación de años previos de preparación? Y si le rascamos más, nos daremos cuenta de que existen más historias que no han salido a la luz porque sinceramente, es más importante el soccer y otros deportes que lo que ocurra en el ramo de las Ciencias, la Educación o la Tecnología. Aquí en México, hay talento y de sobra, lo que no hay es visión, ni apoyos económicos, y sí existe una visión opaca y limitada de lo que podemos ser.


En fin...como pueden apreciar, en nuestro país tenemos mucho que deplorar, mucho de qué sonrojarnos y mucho que dejar de arropar. Para colmo, vuelven los programas de “realiza tus sueños siendo un Timbiriche o un actor de Disney”.

A mí me gusta el deporte y amo el fútbol (sin parecer slogan de TV AZTECA), sin embargo, estoy consciente de que necesitamos cambiar los esquemas y poner sobre la balanza realmente las verdaderas prioridades. Cuando a México le toque el turno para destacar en un Mundial de fút-bol y lo gane, habrá sido porque sencillamente, todos trabajaron en conjunto, se superaron décadas de mediocridad y corrupción internas. Me dará gusto que ganen en soccer, pero más gusto me dará el conocer las maravillas que México tiene a nivel intelectual y éste sea una insignia o distinción por la cual nuestro país figure a nivel Mundial.


Bien dicen por ahí, "créate fama y échate a dormir".A quién nos parecemos.. o mejor dicho ¿Qué México eres tú?

1 comentario:

Marina Esquivias dijo...

Hey!! Me parece increíble este medio para que los chicos conozcan, aporten, y por que no??? hagan uso de la teconología para fines más útiles de los que ya hay jajaja.
Wow por donde empezar??? por el principio igual y es mejor no?? jajaja... Mis papás trabajan en Telesecundaria y actualmente los medios les están lloviendo!! pero no creo que se les ocurriera algo como esto, es francamente meritorio el acercarles a los chicos algo como esto, algo como el internet que es más que utilizado por ellos y más que eso el que tengan un acercamiento claro con la tecnología, la educación y con sus profesores!!! Excelente, es buen inicio para quitarnos las etiquetas de que este medio solo sirve para perder el tiempo... va más allá!!
Muy buena idea!!! Saludos!!
Marina

Búsqueda personalizada

Nuestros videos

Loading...