jueves, 6 de noviembre de 2008

Una historia para reflexionar: La flor de Loto

Hace unos cuantos días, recibí un correo de Violeta Rodríguez del DF. Ella me compartía una reflexión que me dejó llena de profundos conocimientos y me hizo ver la necesidad de interiorizarme. Para aquellos que solemos meditar, para aquellos que nos gusta hacer un alto en el camino y voltear hacia atrás y llevar a cabo el recuento de lo sucedido y ver el tramo que se avanzó, va dirijido este post.


LA FLOR DE LOTO: Una sambullida al interior

En la antigua Grecia, en la época de los dioses, existió una diosa muy hermosa con el cabello largo, largo con una corona que cubría su cabellera. Era muy feliz hasta que un dia, por azares del destino, llovió sobre sus ho
mbros. Las estrellas no brillaban para ella, el sol se ocultó... todos ellos contemplados lograron que la diosa huyera sin pensarlo al bosque.


Con sentimientos encontrados, no podía discernir por donde transitaba. Sin querer tocó tierra, y se hundió en el lodo, en un lugar llamado¨LOTO¨ , llamado así por los supremos dioses destinado para los fracasados y perdedores en la vida, lugar donde nadie, absolutamente nadie, podía subir o flotar jamás. Sin percatarse, la joven diosa llego a hundirse hasta que sus lágrimas derramadas en ese momento, se sometieron al delicado cuerpo hasta llevarlo a el fondo.

No había salida para la diosa. En ese instante estaba destinada a vivir en la morada de los ¨fraca
sados¨. Esto sucedio hace muchos. Loto no era lugar destinado para los fracasados sino para los ¨triunfadores¨porque se decía sin lugar a dudas, que la persona que cayera al fondo del fango, tenía que luchar para llegar a la cima, no importando si el lodo no lo permitiera, no importando si el lodo cada vez pesara más y no se mirara al sol.

Si tomamos como referencia esta alegoría, podemos darnos cuenta que el solo hecho de estar viviendo, te permite luchar en contra de lo que sea; así fuera el tiempo en siglos, no es un contricante fácil de vencer, pero SE VENCE. La joven diosa no estaba destinada a fracasar: estaba en las garras de los perdedores pero tenía que luchar para salir porque ella no era una de esas personas que se daba por vencida muy fácilmente.


Ella luchó durante siglos por no permanecer para siempre en el loto hasta que un día ocurrió el milagro del que todos los dioses asombrados observaron maravillados: La diosa se había convertido en una hermosa flor que con los pétalos largos y una gran corona resplandeciente, había emergido del agua y renacido de entre el fangoso lago...HABÍA VUERTO A RENACER.

Todos observaron que la diosa salía del lodo. Entre ellos se preguntaban "¿Será posible que después de siglos haya podido renacer? ". Ya no había más dudas desde entonces.


Por eso, loto es un lugar destinado solo para TRIUNFADORES. Aquel que se dedica a mejorar sustancialmente, que se va puliendo en su interior y que, a pesar de encontrarse en los más profundos pantanos y logra emerger desde las profundidades, es el triunfador que se convierte en lo más dulce y virtuoso que pueda existir: LA FLOR DE LOTO.

El hecho de caernos al lodo por situaciones que son un tanto fáciles de sobrellevar, hace que renazcamos desde las mismas cenizas, permitiéndonos levantarnos con nuestros sueños para hacerlos realidad.


HAS COMO LA FLOR DE LOTO: SI CAES HASTA EL FONDO, EMERGE Y ¡LEVÁNTATE PARA SIEMPRE!


P.D.- Finalmente, queremos agradecer los comentarios y sugerencias hechas por nuestro amigo Vizarro Man. Amigo, tus aportaciones a ComunicARTE serán tomadas en cuenta. ¡¡Gracias por tu visita!!
AddThis Social Bookmark Button

AddThis Feed Button

1 comentario:

Anónimo dijo...

P`S LA VERDAD ME GUSTO LA HISTORIA Y TODO SU CONTENIDO Y ME DIO FUERZAS PARA SEGUIR ADELANTE Y ECHARLE GANAS PARA VIVIR PARA LUCHAR Y SEGUIR ADELANTE

Búsqueda personalizada

Nuestros videos

Loading...